La serie según Berto Romero

Siempre he querido escribir una serie a mi medida, utilizando como material para ella la imagen que intuyo que el público tiene de mí. Sin embargo, tras haber consumido muchos productos de este tipo, comedias hechas a la medida de un humorista, me interesaba cada vez menos explicar cómo es la vida laboral del personaje Berto Romero. Desde que fui padre por primera vez, en 2010 (y de nuevo en 2013, de mellizos), y también tras la muerte de mi padre, en 2012, sentí que esa era una experiencia interesante y digna de ser contada desde mi punto de vista.

Porque, ¿qué significa ser padre? ¿qué significa ser hijo? ¿cómo se afronta este huracán? ¿y qué pasa si además eres Berto Romero? El Terrat y Movistar+ creyeron que había algo ahí y comenzamos a buscar la serie.

"Buscar la serie" es una forma de definirla importante para mí. Es exactamente lo que hicimos. Escribirla sin ningún a priori. Simplemente desde la idea de que queríamos ser sinceros, y construir desde lo vivido. Usamos como material de trabajo experiencias propias o prestadas, en un tono naturalista, y mirando de frente a la miseria y la trascendencia que supone traer una vida al mundo. Hay mucha comedia ahí, una comedia a veces salvaje e incómoda, y también hay emotividad y tristeza, pero sobre todo mucha ternura. La serie es muy tierna. Nos hemos vuelto unos blandos, bromeábamos con el director, Carlos Therón. 

Paréntesis para Carlos Therón. Necesitaba un director con pulso para la comedia. Pocos directores tienen su intuición y su oficio para contarla. Necesitaba poderme dejar llevar de forma despreocupada en la interpretación del guión que había creado. Hasta ahí ese era el trato. Pero Carlos me partió por la mitad cuando me di cuenta de que traducía las emociones que yo había vertido en los guiones en imágenes de un modo que ni yo mismo intuía que había escrito. El tono de la serie, esa equilibrada mezcla de comedia y ternura, es eminentemente suyo. Él es quien me ha dicho "mira lo que has hecho" y me lo ha puesto ante las narices. 

Volviendo a lo que os contaba de la serie. La clave de Mira lo que has hecho es, pues, la pareja. Es, en esencia, una comedia romántica, pero en la que el "chico conoce chica" se convierte en "chica y chico conocen bebé". ¿Cómo sobrevive una pareja a tres bebés en menos de tres años? No parece fácil. No lo es, lo puedo asegurar. ¿En qué queda la intimidad, la complicidad, el amor? Me interesaba explicar qué le pasa a una pareja que funciona, que se quiere, que no tiene ningún problema interno, que no se cuestiona, que ha buscado tener un hijo por amor, pero que no había previsto (porque nadie lo hace, o nos extinguiríamos) el tamaño del reto que supone la paternidad. Cómo les va a poner a prueba frente a su familia, frente al mundo, y cómo les va a obligar a buscar una nueva forma de relacionarse. 

Teniendo en cuenta que teníamos una serie construida sobre una pareja, el mayor reto fue encontrar a la actriz que jugara conmigo este juego tan íntimo. Creo sinceramente que el personaje más interesante de la serie es Sandra. Está escrito con muchos matices, con muchas contradicciones y Eva Ugarte resultó ser nuestro gran descubrimiento. Desde el primer minuto nuestra pareja parece creíble, nuestra química funciona en pantalla, ella le da a Sandra toda la dimensión que el personaje necesita. Creo que Eva puede hacer absolutamente todo lo que se le antoje en la interpretación. Me muero de ganas de que el público la descubra. Y de seguir explorando el potencial de mi trabajo con ella.

Teníamos pues el personaje que la serie necesitaba: Berto+Sandra. A partir de ahí el resto se construyó a su alrededor. El casting se hizo con la intención de crear esa sensación de "falsa realidad", para que el público pudiera llegar a creerse esa ilusión de que estaba viendo mi vida "de verdad". Actores y actrices espectaculares que afortunadamente (para nosotros) aún son caras desconocidas para el gran público (espero, deseo que dejen de serlo en breve, porque hacen un trabajo increíble y lo merecen). 

Muchos creadores definen a sus trabajos como hijos. No les falta razón. Hay tanto esfuerzo y amor puesto en ellos que acabas relacionándote con ellos como tales. Para mí el sentimiento es doble en tanto que este "hijo" habla de eso mismo. Y solo espero que el público conecte con la verdad que hay tras esta falsa vida mía. Que se rían y a la vez se emocionen un poco. Y que no pierdan las ganas de tener más hijos, que necesitamos más gente que hable de esto, que no deja de ser la aventura más apasionante de la vida. Y que tampoco es tan jodido como cuentan. O sí.

Berto Romero

icono movistar

¡No te pierdas nada!

Disfruta ahora de todas las series de Movistar+

Saber más