Notas del creador

BERTO ROMERO

Creador

"Si con un hijo ya estaban así, verás ahora con tres". Me imaginaba a los espectadores anticipando la segunda temporada con este pensamiento. E inmediatamente los suponía decepcionados al recibir lo que ya se esperaban. Así que la cosa era ¿Cómo sorprenderles, pues, sin traicionar al mismo tiempo la coherencia de la serie que les gustó? 

Otra cosa, las segundas partes siempre son más oscuras. Nuestro Caballero Oscuro, nuestro Imperio Contraataca iba a consistir en poner en riesgo a nuestra pareja de referencia: Berto y Sandra. Van a tener unos gemelos, sí. Eso lo sabemos. Pero no tengamos prisa. ¿Cómo son esos meses antes del parto? Meses sobre los que se cierne la sombra del miedo y la duda. Qué distintos a los del primer embarazo, todo ilusión y esperanza. Por supuesto, estamos hablando de una crisis de pareja como la copa de un pino.

Porque el miedo a haberse equivocado, y a haberlo hecho además de una forma irreversible, asalta a Berto. Una crisis de madurez en toda regla para un inmaduro de manual. Y qué mejor que el detonante sea el rodaje de la propia serie, de la temporada que pudimos ver el año pasado. Así, encima, podemos reescribirla, y que esto sea nuestro Regreso al futuro 2. Berto se viene arriba. Cuenta su vida y empieza a fantasear con poder cambiarla. El juego de espejos arroja infinitos reflejos y se empeña en confundir la realidad y la ficción. 

De modo que, mientras Berto se confunde y se aleja, a Sandra se le caen la casa, la familia y los amigos encima. Y no olvidemos que en esta casa sigue habiendo un niño, Lucas, que ahora tiene casi 3 años, y que cada vez da más guerra. Reuniones de padres cretinos, delegados de clase hostiles, ridículos certámenes escolares de canto, fiestas de cumpleaños temáticas, pasteles sin gluten. Todo eso sigue. No solo sigue, aumenta de intensidad. 

Todo el universo de Mira lo que has hecho entra en crisis en esta segunda temporada. Pero que nadie se asuste, que esto sigue siendo una comedia. La mayor parte del tiempo, por lo menos.

En la ficha técnica, mantenemos gran parte del equipo de la primera temporada. Seguimos firmando el guión Rafel Barceló, Enric Pardo y yo mismo, retozando como gorrinos en la cochiquera y cada vez más entusiasmados en la exploración del peculiar tono de nuestra serie.

En la dirección, un viejo sueño: Javier Ruiz Caldera. Es el mejor director de comedia del cine español, y además somos amigos desde hace años. Ha entrado en la serie mostrando un enorme respeto por lo que Carlos Therón construyó y, sencillamente, la ha sublimado, nos ha hecho crecer a todos. Y ha acabado el rodaje y seguimos siendo amigos. Increíble, ¿verdad?

Y como soy un tipo cariñoso me las he apañado para poder seguir teniendo a Therón en la segunda temporada. Cuando veáis la serie os daréis cuenta de como lo he conseguido.

Eva Ugarte da otro recital interpretativo, en su línea habitual. Y se abren paso con fuerza algunos secundarios que en la primera temporada no pudieron brillar como merecían: Jordi Aguilar, Juanfra Juárez y descubrimos para la comedia a un graciosísimo José Pérez-Ocaña. Hay más, y algunas sorpresas; ojo a los secundarios y los capitulares, están todos afinadísimos.

No sé qué más os puedo contar sin seguir destripándonos la temporada. Dejaos llevar por el cuento. Espero que os partáis de risa y os emocionéis fuerte en esta segunda temporada de Mira lo que has hecho. Ojalá os sorprenda y os vuelva a enamorar, esa era la intención. Y no olvidéis que la ficción siempre supera a la realidad. O al revés. Yo qué sé. Que esta serie es muy liosa.